La planificación y ejecución de planes de formación con carácter periódico ayuda a las empresas a incrementar su competitividad y productividad, desarrollando las competencias y cualificaciones de sus equipos humanos. Para facilitar el desarrollo de estos planes formativos, las organizaciones disponen de una ayuda económica que se hace efectiva mediante bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social.

De esta forma, es la propia organización la que decide qué formación necesita, cómo y cuándo la realiza y organizarla bien por sí misma, bien encomendando todos los trámites a una entidad organizadora que, entre otras obligaciones, deberá asegurar que la impartición de la formación se lleva a cabo por una entidad acreditada y/o inscrita en el registro de entidades de formación habilitado por la Administración pública competente, como es el caso de IDIT Formación.

Este sistema de formación bonificada ha cambiado tras la entrada en vigor de la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, que reforma el Sistema de Formación Profesional e implica novedades y modificaciones respecto a la anterior (Real Decreto 395/2007 y Orden TAS 2307/2007), de forma que:

  • La formación bonificada o de demanda pasa a denominarse formación programada por las empresas.
  • La Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo pasa a denominarse Fundación Estatal para la Formación en el Empleo.
  • Las acciones formativas que se establecen para la formación estarán sujetas a una duración mínima de dos horas.
  • El Registro Estatal de Entidades de Formación incorporará una estructura común de datos con los registros de cada comunidad autónoma, de manera que figuren en él todas las entidades acreditadas y/o inscritas en el territorio nacional.
  • Las entidades de formación deben estar acreditadas y/o inscritas en el correspondiente registro habilitado por la Administración competente para poder impartir las especialidades incluidas en el Catálogo.
  • Se elimina la formación en la modalidad a distancia: la formación profesional para el empleo sólo podrá impartirse de manera presencial, mediante teleformación o de forma mixta (mediante la combinación de las dos anteriores).
  • En el caso de pertenecer a un grupo de empresas, cada empresa podrá disponer del importe del crédito de formación anual que corresponda al grupo, con el límite del 100 % de lo cotizado por cada una de ellas en concepto de formación profesional.

En IDIT Formación somos entidad organizadora de cursos desde 2005, cuando se implantó el actual modelo de Formación Profesional para el Empleo y, desde entonces, hemos gestionado grupos de formación para la bonificación de sus costes en los que han participado trabajadores de miles de empresas e instituciones repartidas a lo largo de todo el territorio nacional.

Esta amplia experiencia nos avala a la hora de ofrecer la información y el asesoramiento necesarios para acceder a los beneficios de esta iniciativa de formación profesional para el empleo. De hecho, podemos ayudarle en el diseño a medida de los cursos que necesite, en la modalidad más adecuada a sus intereses, con materiales personalizados y docentes especializados.

Al mismo tiempo nos encargaremos del cálculo del crédito de formación disponible para su organización y de todas las gestiones administrativas ante los organismos públicos competentes, contando para ello con un sistema de gestión de la calidad ISO 9001 acreditado por AENOR, ofreciendo la garantía de una prestación de servicios en búsqueda de la mejora continua.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+